María Cristina Pinto nos cuenta su experiencia año y medio después de adoptar a Vicente un viejito de 14 años de edad rescatado por la Fundación TEPA.
¡Nada mejor que adoptar un perro adulto!